En las sesiones de psicoterapia hablaremos más de sentimientos, emociones y necesidades psicológicas que de talla, peso o comida.

 

En los 15 años que llevo trabajando por personas que tienen un Trastorno de la Conducta Alimentaria se me ha hecho evidente que Anorexia y Bulimia esconden desarreglos psíquicos que van más allá de la búsqueda de una talla ideal.

La persona se obsesiona con el peso , la comida o la talla como forma de evitar su malestar interior, un malestar basado sobre todo en un sentimiento de inadecuación. Podríamos decir que intenta resolver su malestar por la vía equivocada…buscando algo que contrarreste esa sensación de no gustarse a sí misma o de no ser suficiente.

Se busca una identidad en lo externo porque no se ha conseguido generar una identidad interior solida y el vacío que esto provoca se intenta llenar con la comida o la aparente perfección estética.

Cuando la identidad no está bien definida el mundo emocional también es confuso y la persona no consigue detectar cuales son sus necesidades psicológicas mas profundas, podríamos decir que está desconectada de ella misma y se enfoca en querer agradar y cubrir las necesidades de los demás que en ocasiones confunde con las suyas propias como ocurre en casos en los que existe una gran codependencia con la madre.

En las sesiones de psicoterapia iniciamos una labor de desenredar toda esta madeja profundizando en el mundo emocional que nos guía hacia las verdaderas necesidades que la persona necesita cubrir para descubrirse y afianzarse.

 

Actividad: 

¿Quien soy?

¿Cuales son mis necesidades?

¿Expresa mi cuerpo lo que está necesitando mi alma?